Los docurealities más locos de la televisión: solo para perturbados

By Jueves, septiembre 22, 2016 0 No tags Permalink

Éramos pocos y parió el LED. En apenas 30 años, hemos pasado de la dictadura de RTVE y la UHF a una sobredosis televisiva que deja la técnica Ludovico de La naranja mecánica en una sesión de risoterapia para pensionistas. Canales temáticos. Canales de cocina. De caza y pesca. Canales de mierda, digámoslo claro, que necesitan toneladas de mierda para llenar sus parrillas las 24 horas del día.

tumblr_mt02r9umpu1qjx7xto1_500Y ahí es donde entra el docureality, un subgénero más low cost que una ensalada de caspa, una aberración televisiva que da sentido a nuestra pizza de piña y jamón y llena nuestro salón con una fenomenología 100% española: las surrealistas voces de los traductores-actores patrios. Diablos, estamos en la edad de oro de este formato. De hecho, hay canales consagrados por entero a él. Razón de más para repasar los docurealities más chalados que actualmente se emiten en España. Si también disfrutas con esta basura no te culpes: no hay mejor forma de tirar tu vida por la borda que esta.

El sexo me llevó a urgencias (DKiss)

Tiene mejores gags que la mayoría de sitcoms que arrasan en televisión. Esto va de gente que se lesiona gravemente mientras está follando. Una chica cuya cabeza atraviesa la pared en pleno frenesí percutor, cipotes hechos añicos por tablas de planchar que se desequilibran en el peor momento, esas cosas…

Esto va de gente que se lesiona gravemente mientras está follando

Si la base argumental es un delirio, no le van a la zaga las recreaciones con actores, pequeñas piezas de teatro experimental que ofrecen sexo, sangre y risas atronadoras a precio de saldo. Si lo aderezas con un poco marihuana, la línea entre la carcajada y el grito histérico se tornará inquietantemente difusa para tus vecinos.

sexo-urgencias

Chapuzas estéticas (Be Mad)

Imaginad que la Veneno y Marisol del Raval dirigen Nip & tuck y que la serie se titula, no sé, Chapuzas estéticas. A esta consulta de cirugía plástica acuden ecce homos vivientes, ex humanos a los que el abuso del bisturí ha convertido en pulpa pensante. Obviamente, los doctores del show se encargarán de corregir las carnicerías perpetradas por otros médicos. Y hay con moraleja: empiezas por unos pómulos y acabas con el aspecto de Eartha Kitt en la consulta de Chapuzas Estéticas. El sueño del Botox produce monstruos.

giphy-1

Lo guardo por si acaso (A&E)

Peña que vive entre montañas de mierda. Personas con evidentes problemas mentales, convertidas en carnaza de reality. Hogares que parecen vertederos salvadoreños. Síndrome de Diógenes: the movie. Preparaos para ser dominados por una mezcolanza de histeria, asco, decadencia y pena cuando veáis la colección de salones insalubres, devorados por columnas de papeles, piezas mecánicas, cajas de cartón, bolsas llenas de cosas viscosas, deshechos… Cualquier basura que pueda acumularse es susceptible de caer en manos de estos pirados y formar parte de la decoración. Si creías que tu piso de estudiante daba náuseas, pon este programa y descansa: en Lo guardo por si acaso siempre habrá alguien más patético y repugnante que tú.

 Supertacaños (DKiss)

Bienvenidos a la vida de los tipos más asquerosamente tacaños de la humanidad. Enfermos peligrosos que se duchan y hacen la colada al mismo tiempo, solo utilizan una capa de papel para limpiarse el ojete, llenan las almohadas con sus propios cabellos, no tienen reparos en rapiñar las sobras de desconocidos en los restaurantes y se introducen en contenedores para darle un toque final a su vajilla. Podrías pensar: “Bueno, han sacado a estos freaks de un frenopático o son pobres ciudadanos castigados por la crisis.” Pues no: los supertacaños están más cuerdos que tú y no pasan por dificultades económicas. Virgen del truño.

giphy-4

Dog el cazarrecompensas (Be Mad)

Si me dicen que Dog es un ex luchador de pressing catch fracasado con el hábito irrefrenable de añadir guijarros de metanfetamina a su bol de cereales, me lo creo. El problema es que Dog está del lado de los buenos: es un cazarrecompensas… Dicen que el mejor. Su vida consiste atrapar malhechores como si estuviera en una peli de acción de los 80 y contar los billetes que luego invertirá en una amplia variedad de antidepresivos, chalecos navajos, botas de piel de serpiente y cubos de salfumán para el pelo.

No sabía que estaba embarazada (DKiss)

Podría ser la broma de un guionista maniacodepresivo en pleno globo de mescalina, pero NO. Las protagonistas de esta peli de terror son mujeres que, albricias, se enteran de su embarazo cuando el pequeñajo que llevan en sus entrañas decide salir al mundo. No antes. Visitas al excusado que terminan con un bebé en brazos y se subrayan con líneas de guión memorables como : “Pensé que estaba estreñida y mi marido me dijo: ‘cariño hemos tenido una niña’”. Y a modo de rúbrica, las declaraciones de supuestos médicos que intentan aportar un filo científico al dislate, mientras tú te preguntas qué primo del director necesitaba ganarse un dinero haciéndose pasar por ginecólogo.

giphy-2

 ¡Multazo! (A&E)

Una obra maestra de la televisión. ¡Multazo! va de agentes de tráfico poniendo multas. Y de los cabreos de los multados que se topan con el regalito. Juguetes rotos por doquier sometidos al zarpazo recaudatorio de la administración. Ex adictos al crack encolerizados. Tipos ciegos de marihuana que intentan romper el ticket de la sanción y no lo consiguen. Chusma. Lumpen. Este programa va de multas, sí, pero su valor real reside en su aprovechamiento de la rabia de los desheredados para facturar una comedia que se esnifa cual raya de caspa.

Tipos ciegos de marihuana que intentan romper el ticket de la sanción y no lo consiguen

Tú ensucia que yo limpio (DKiss)

En este mundo extraño y amenazante, hay gente que podría vivir sepultada en su propias heces respirando a través de un tubo de buceo. Cuánto cerdo. Afortunadamente, el universo suele equilibrar las cosas y, para paliar los efectos del guarrerío hogareño, ha puesto al servicio de la humanidad a personas que encuentran placer sexual en la limpieza; locos que necesitan pasar la bayeta, recoger trozos de pizza podrida y eliminar hasta el último microgramo de mierda para sentirse en paz con el universo. Este programa va de depravados sexuales de la limpieza colmando su sueño más húmedo, pues el programa les encarga la misión de desinfectar casas de gente extremadamente sucia, nidos de ratas vomitivos que nuestros héroes de la lejía siempre dejan como patenas. ¿Para cuándo un capítulo en la casa de Pete Doherty?

giphy-3

Aún no hay comentarios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *