Contra el verano

Todo se va a la mierda con un diminutivo. Alguien empieza a hablar de cervecitas, tardecitas, terracitas y cenitas, y se libera una mancha de crudo que contamina lo que hasta entonces había sido un mar de orden y buenas maneras. Los diminutivos son el peor augurio posible: anuncian la llegada del verano, el albor ...

Tantos Stories acabarán volviéndonos gilipollas

Snapchat, ese artefacto llegado de un futuro distópico. Mi cerebro noventero nunca ha asimilado los rudimentos de dicha aplicación; cada vez que intento utilizarla (en balde), se tiende un vínculo de hermanamiento entre un servidor y los simios que braman enloquecidos ante el monolito de 2001 Odisea en el Espacio. Es triste, pero todavía conservo ...

El ataque de las chaquetas Napapijri

Barcelona es una ciudad maravillosa. Una buena mañana sales a la calle y, con la tostada todavía en la boca, eres engullido por una avalancha de anoraks de última generación con la bandera de Noruega en el pecho. Imagina un vertido industrial de miles de patos de goma en un río y cambia los patos ...

1997: el año que conocí a los miembros de Daft Punk

En 1997, el año que conocí personalmente a Daft Punk, la prensa musical estaba muy viva. Le quedaba poco tiempo de salud, de acuerdo, pero los '90 fueron tiempos orgiásticos para un crítico, especialmente para un escombro de 22 años con una misión vital basada en tres directrices: saltarse el mayor número de clases posible ...

¿Qué diablos es un evento?

By martes, noviembre 15, 2016 9 , , , , Permalink

Bien… Pues ya estamos aquí de nuevo…Miércoles, ocho de la tarde. Una tienda de ropa. ¿O es una boutique de complementos? Da igual. Tengo una cerveza en la mano… podría ser peor. Hay un chico con tupé y mostacho que hace ver que pone discos y brinca como si un torturador vietnamita le aplicara ...

El horror de la máquina expendedora: ¡diabetes en la oficina!

Desde que me integré al mundo laboral, mantengo una relación venenosa con el ente conocido como La Máquina. La Máquina es la máquina expendedora de comida que todos tenemos en la oficina, pero tú y yo sabemos que es algo más. ¿Su objetivo? Crear una raza de humanoides flácidos, infartados, depresivos y diabéticos. El puto ...

Contra el dictador del aire acondicionado

Hace un calor que te torras. La oficina produce vapores venenosos y hiede con más intensidad que la habitación de hotel de Gerard Depardieu. Eau de callos como ambientador, humaredas sobaquiles manchando las paredes como escupitajos de sarro, ascazo máximo intensificado por los que han perdido la arcaica costumbre de ducharse cada mañana… El vestuario ...

Welcome to the jungle: esta es la gente de Wallapop

Después de analizar el impacto social de esta cosa llamada Wallapop, ha llegado la hora desgranar entre humaredas de sativa, los principales actores de este vodevil marciano en el que se ha convertido la otrora aplicación de compra-venta. No es fácil lidiar con la biosfera  de Wallapop: el manicomio de Alguien Voló Sobre el Nido ...

‘Excremento de zombie a estrenar’: Wallapop, mi extraña adicción (Parte 1)

By martes, mayo 10, 2016 1 , , , , Permalink

Algo está ocurriendo en esta España agonizante y paranoica. No exactamente en el plano de la materia, sino en las sombras de lo virtual. Una legión de neuromantes conectados a una matriz que está apartándoles del mundo real, cambiando sus estructuras morales, reinventando su lenguaje, cuestionando a dentelladas los preceptos culturales que antes daban por ...

La moda de la calchemise: con los huevos colgando

By miércoles, abril 6, 2016 0 , , , , Permalink

Si hace unos años el mundo de las tendencias intentaba disimular la magnitud de la farsa, de un tiempo a esta parte nos trata sin tapujos como si fuéramos pigmeos evangelizables a los que cualquier engañabobos, por muy gordo y extravagante que sea, nos parecerá auténtico. Esta semana, la gran noticia referida a la moda ...