El 3D de Google sin trampa pero con cartón

By Miércoles, noviembre 18, 2015 0 , , , , Permalink

Ay el 3D… El 3D es la eterna promesa, como Guti. Ya en el 1890 se hicieron los primeros intentos de crear cine en 3D (sin éxito, todo hay que decirlo…). Años después americanos, la Alemania nazi con Goebbels al mando, e incluso Lumiére (con su corto Llegada en el tren) hicieron los primeros pinitos serios en esto de las imágenes tridimensionales. Décadas de tímidos intentos de comercializar el asunto al gran público nos llevaron a Avatar (2009) de James Cameron, el blockbuster que debía cambiarlo todo. Parecía que a partir de entonces todas las salas de cine contarían con su equipo de proyección 3D y las gafas de marras que debían convertir la experiencia de ver una película en algo futurista y extrasensorial. Se adaptaron al 3D películas como Titanic (obligando a pasar por caja “one more time” a las lacrimógenas fans de Di Caprio) y otros siguieron la estela tridimensional de Cameron en títulos como Toy Story 3, Kung Fu Panda 2, Cars 2… la mayoría filmes de carácter infantil (parece ser que esto de ver las cosas salirse de la pantalla es algo de niños, o que las películas animadas eran mucho más baratas de producir en este formato…).

Pero la moda del cine 3D se diluyó con el tiempo como los restos del Titanic, hasta que los fabricantes de televisores volvieron a desempolvarlo para obligar a los hiper-consumistas a cambiar su vieja televisión “led” por una mega pantalla chachi-dimensional. Pero al final lo que quería el usuario eran televisores inteligentes con Internet (Smart TV’s) y no pantallas con objetos que se salen de ellas que te recuerdan esos días de juventud en que llegabas de fiesta y pasabas el insomnio viendo la televisión un poco traspuesto (muchas veces la mítica pecera que tenía BTV como carta de ajuste).

Pero de repente Google quiso el año pasado retomar el reto del 3D y, amigos, estamos hablando de la empresa más innovadora del planeta (y, ojo, también de los creadores del Google+…). Google, pues, se ha empeñado en aplicar la tecnología 3D a Youtube, y para visualizar los vídeos en tal formato quieren… que nos compremos unas gafas de cartón de 5 dólares. Os presento las Google Cardboard, las gafas de cartón “do it yourself” que quieren desbancar al palo-selfie como el gadget monguer de la temporada.

google cardboard

Su funcionamiento es simple. Te compras el artilugio de cartón por Internet, lo recibes, lo montas, insertas el smartphone en su carcasa y, ale, a disfrutar de vídeos en 3D como éste:

Google ha sacado una app, Cardboard, para agrupar todo el contenido potencial del utensilio: un pequeño recorrido adaptado por Street View, un visor de Youtube con búsqueda por voz (claro), localizaciones reducidas de Google Earth, una visita guiada por Versalles… un pequeño poti-poti que nos sirve de aperitivo de lo que puede dar de si el tema. La experiencia de usuario es interesante, pero no podemos olvidar que estamos hablando de un cartonaje un poco cutre, por lo que otras empresas ya están ofreciendo versiones más sólidas con materiales y diseños más robustos.

Servidor duda de que tamaño artilugio se popularice y acabe siendo de uso habitual entre la población pero, como decían en el anuncio de Aquarius de Radio la Colifata: “el ser humano es extraordinario”…

cardboard

Más enhttps://www.google.com/get/cardboard/

 

 

 

Aún no hay comentarios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *