Perlas musicales Made in Youtube

By Lunes, mayo 9, 2016 0 No tags Permalink

Tomando como punto de partida una sobadísima obviedad podríamos decir que la industria musical está en crisis después de años de saqueos a artistas y consumidores. Aunque esta industria ha perdido en parte la gallina de los huevos de oro en cuanto a formato y distribución, lo que es música propiamente dicha se sigue consumiendo a raudales, quizás más que nunca, y quizás de forma mucho más diversificada que hace un par de décadas donde las grandes estrellas del pop & rock se repartían la mayor parte del pastel.

Internet lo ha cambiado todo, y ahí está Spotify buscando la rentabilidad y el quorum con los artistas (parece que más o menos están en el buen camino), seguido de otras plataformas como Tidal, Soundcloud o Apple Music que intentan hacerle sombra con suerte dispar. Mientras estas empresas buscan la panoja, la plata, el parné… muchos artistas han decidido usar Youtube como la plataforma de difusión de su arte, ajenos a la presión de los directivos de las discográficas y libres del encorsetamiento que supone el formato álbum.

Youtube como campo de pruebas para la creación y distribución musical

Nuevas generaciones, como la chavalada del trap, pasan del formato físico y las grandes plataformas digitales, y solo se preocupan de acumular visualizaciones en Youtube en lugar de discos vendidos o descargas en iTunes, a sabiendas que su público es la generación del “todo gratis” en la red y que la monetización la encuentran en otra parte. Otros artistas y remezcladores usan también Youtube como campo de pruebas para edits, caras B, mashups y otras piruetas sonoras tipo “do it yourself” que por sus características no tienen lugar en los canales habituales, ya sea por razones legales o de otra índole.

En resumen, Youtube es el perfecto cajón de sastre en el que husmear gemas musicales a golpe de clic como si estuvieras cotilleando compulsivamente las cubetas de discos de un coleccionista. Pero también es el lugar ideal para procrastinar como si estuvieras girando el estante de casetes de una sórdida gasolinera aislada de la civilización, y a eso que vamos, claro:

 

Arucityx Point Never: Las gemelas en el VIP

Hay que ser D-I-O-S para inventarse esta bizarrada. Si eres un finolis de la música electrónica conocerás al artista “Oneohtrix Point Never” y su música experimental de atmósferas inquietantes y perturbadoras. Pues bien, hay una mente retorcida que ha decidido recrear su obra con samplers e imágenes de Aruscitys – el programa de 8tv dirigido por Alfons Arús (emitido en Catalunya) – usando el mítico sampler del “Uooh uoooohh” que utilizan en el programa para enfatizar un “que fuerte que fuerte”. El resultado es excelente tanto en lo sonoro como en lo visual, un crossover perfecto entre la imagineria de Oneohtrix Point Never y la de Alfonso Arús. Tal cómo reza la descripción del vídeo: “Estamos solos, aislados dentro de nuestros respectivos cráneos. La única emoción real es la ansiedad. Bienvenidos a la Teletúlia”. Amén.

Pimp Flaco: Haters

El trap está pegando muy fuerte creando un “underground” propio en Youtube al margen de discográficas y plataformas de streaming. Con más de dos millones de reproducciones “Haters” ya es uno de los himnos generacionales de la juventud swagger, esa que idolatra a artistas como los polémicos PXXR GVNG (con los que tiene “beef”) o el cantante Cecilio G. En este vídeo el coleguita de Kinder Malo se sacó de la manga este “jaiters” sobrado de actitud. Y en él la desgarrada voz de Pimp Flaco hace que empatices con su sufrimiento por los rumores que se dicen sobre él (que si es cornudo, que si le pegan, que si le cuelan ibuprofeno…) en una muestra de auténtica rabia juvenil en las antípodas de la mayoría de tótems del hip hop español que rapean con menos nervio que Juan de Pablos en Flor de Pasion (Radio3). Pimp, ¡achántalos!

Dj Detweiler

He visto a Skrillex un par de veces en directo, me he zampado unos cuantos maxis de Rusko y he escuchado diez millones de veces el “Smack my bitch up” de Prodigy, y ninguno de ellos tiene un drop tan letal como el de Dj Deitweiler y su flauta remezclando a Miley. Tal descaro le ha valido para actuar en el Sónar y aparecer en el (discutible) top ten anual de djs en Rockdelux. Incluso el omnipresente Diplo ha pinchado alguno de sus edits.
Si la escena EDM ha conseguido amasar millones de dolares a base de previsibles subidones, ¿por qué Detweiler no puede forjarse una carrera musical con una flauta y un par de huevos?

“Nougat the cat” by Vengamonjas & Miguel Noguera:

Noguera y Vengamonjas tienen un hit más pegadizo que el maldito jingle de “Mercadooonaaa, Mercadona” que suena en dicho supermercado.  Es empezar el estribillo de “Nougat the cat” y sabes que esa melodía sibilina e infantiloide te va a lobotomizar el cerebro durante una semana. Bromas privadas indescifrables, una melodía perfecta y otras mierdas lo convierten en un hit atemporal, un mantra que te llevará al nirvana de lo absurdo. Esta maldición bíblica estaba incluida en el corto folletinesco de “la Christmas Jalucha”, en el que también aparece esa oda al “país dels Pirineus” llamada “Andorra j’Andore“.

La Odisea Espacial de Los Hermanos Calatrava

Mientras Europa avanzaba hacia el progreso a mediados del siglo pasado, en este país perdíamos el tren de la modernidad atrapados en una estación franquista, vestidos con boina y una cesta de huevos. Los pocos guiños a lo que ocurría más allá de nuestras fronteras solían ser tan sonrojantes como esta versión de Space Oddity de David Bowie a cargo de Los Hermanos Calatrava. Con la democracia la cosa no mejoró mucho y los “homenajes” a Bowie los capitalizó Bunbury en temas como Lady Blue. Como dijeron Los Chunguitos en Telecinco… “Perdón, perdón, perdón!”

Gabephex Twin:

Hasta ahora habíamos visto a perros y gatos cantando villancicos, himnos pop y canciones populares mediante la postproducción casera de sus aullidos y maullidos. Incluso habíamos visto a El-P y Killer Mike dándole una vuelta a su proyecto Run the Jewels, rebautizándolo cómo “Meow the jewels” y rapeando encima de bases gatunas. Pero esta versión perruna del Windowlicker de Aphex Twin te va a hipnotizar como la cuchara de Uri Gheller por la simplicidad y efectismo de su propuesta. Damos por bueno el experimento, e incluimos este perro en el Olimpo de los perros techno, junto al can disecado del Sónar y la camada del videoclip de Vitalic.

Concha Velasco meets Lil’ Louis

Si le preguntas a cualquier dj de house de calidad sobre cinco clásicos de la historia del género, seguro segurisimo que te responderán con el “French kiss” de Lil’ Louis como una de las opciones. A algún productor de TVE adicto a las discotecas el tema en cuestión no le debió pasar por alto y decidió traer a “Lil Luís” (Concha dixit) para interpretarlo en una de esas galas de varietés de la cadena. El formato del tema no se prestaba al directo, por lo que decidieron montar el happening más raruno de la história de TVE (con permiso del de Vagina Dentata Organ). Así que le pidieron a Concha Velasco un “spoken word” improvisado para narrar una historia picantona – Jose Luis Moreno’s style – encima del celebérrimo himno house del dj de Chicago. “Ella dice que no tiene anginas y que no le hace falta” es una de las frases top de la locución. Injusticias de la vida, algunos recordaremos a Concha por este vídeo y por sus perdidas de orina publicitarias.

Julio Iglesias “Heycid”

Ojo, hay que tener bemoles para encarar un clásico de tal calibre y añadirle “hats”, “snares”  y chorreos ácidos mientras el reverb de Julio Iglesias va contando esa historia de desamor tan poco creíble en boca del fucker más grande de la península ibérica. “Heycid” tiene algo mágico que la versión original no tiene, seguramente el truco está en los destellos acid in crescendo de la recta final del mismo, donde el clímax te embarga con la misma sensación e intensidad con la que vives esos conciertos que acaban con lluvia de confetti y luces enfocando al público en éxtasis total. Este remix es oro y lo sabes.

Hey, ahora que ya todo terminó puedes consultar la playlist en Playmoss AQUÍ

Aún no hay comentarios.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *