¿Por qué Jägermeister es la mejor bebida del planeta Tierra?

By viernes, abril 24, 2015 8 No tags Permalink

Podría contestar a esta pregunta con un simple: porque sí. Nada supera los ciegos catedralicios de este licor luciferino. Ni la ratafía, ni el licor-café, ni la madre que los parió. Jäger no tiene piedad. No obstante, siempre se puede intelectualizar el asunto para no quedar como un alcohólico irredento. He aquí 10 razones de mucho peso que demuestran lo que todos sabemos, pero nadie se atreve a reconocer: que Jäger es Dios.

He aquí 10 razones de mucho peso que demuestran lo que todos sabemos, pero nadie se atreve a reconocer: que Jäger es Dios

tumblr_nl2yawwBwf1upxwm8o1_400

1- Gracias a Jäger, pierdes la noción de propiedad privada: Solo acudiendo a la terapia Jäger consigues escapar de las convenciones sociales que te maniatan a lo material y emponzoñan la bondad humana. El concepto de propiedad privada se diluye al segundo chupito. Por muy caras y valiosas que sean, tus posesiones devienen objetos arrojadizos, juguetes sin vida, mamotretos desechables. Por eso, en plena melopea de Jäger lanzas la tablet a la piscina, abandonas la Visa Oro a su suerte en sucios lavabos, le entregas tu cartera rebosante de billetes al taxista y te largas del coche sabiendo que no podrás abrir la puerta de casa porque has perdido las llaves, pero no importa: si no has extraviado también el móvil, siempre habrá alguna exnovia a la que llamar a las 8 de la mañana para matar el tiempo hasta la llegada del cerrajero.

tumblr_nm74viQtff1upxwm8o1_400

2-Con Jäger eres quien te gustaría ser (o algo parecido): Dice Nick Cave que salir al escenario le permite ser otra persona, la persona que él realmente querría ser. O algo así. Me dormí antes de que terminara “20.000 Días en la Tierra” y ahí se quedó la cosa. La declaración viene a cuento porque para un asalariado cualquiera, ¡chas!, un par de rondas de chupitos de Jäger pueden convertirse en la vía directa para ser esa otra persona a la que alude Cave. Evidentemente, un consumo indiscriminado de ginebra o vodka también te llevará conocer tu otro yo, pero no con la prontitud y profundidad abisal de este licor viscoso procedente del Frío. Además, el otro yo que te hace conocer el Jäger, no es el otro yo de la ginebra. Es un otro yo muy jodido. En mi caso, dejo de ser Óscar Broc y me convierto en un arácnido antropomórfico que escala las paredes de reja de La 2 de Apolo, baila dando cabezazos a los encargados de sala y se sube a motos aparcadas en la acera gritando como un energúmeno, mientras sus amigos miran para otro lado y le borran de la agendas de sus smartphones.

tumblr_inline_n0kua0oDhI1rj0n3c

3-Olvidar es un placer con Jäger: Si bebemos para olvidar, diantre, Jäger lleva desde el mismo día de su nacimiento cumpliendo a rajatabla con este plan de acción. Resulta imposible llenarte el buche de este brebaje y a la mañana siguiente acordarte del 80% de las cosas que hiciste. Y eso es bueno. Soy de los que piensan que la inopia es el mejor aliado para evitar abochornamientos y disculpas a los afectados por tu comportamiento de macaco toxicómano. Además, me resisto a renunciar al morboso placer que proporciona la recapitulación de los hechos al día siguiente: interrogas a amigos, intentas darle coherencia a los fogonazos de memoria, haces tus pesquisas de detective resacoso y siempre terminas dando forma a un relato gore/trash/kitsch digno de John Waters.

tumblr_inline_nli7c3Zehs1rj0n3c

4- Algún hijo de perra inventó la Jäger Bomb: Y le debemos muchísimo. El tipo que un buen día decidió meter un concentrado de Red Bull en un chupito de Jäger es un genio de la sutileza. Taquicardia feroz + ciego amnésico + desdoblamiento de personalidad instantáneo= perfect combo para acabar en comisaría.

jagerbomb

5-La resaca de Jäger es LA RESACA: Me río de los amateurs que se vanaglorian de sus resacas de garrafón. No te has hecho un hombre hasta que has tenido que superar una de Jagërmeister. Un resaca pútrida. Un estado terminal de cochambre física que dura 24 horas del tirón. Como si metieran tu cabeza en un túnel de lavado con cuchillas oxidadas y jeringas usadas en lugar de cepillos. Tus heces adquieren la textura de un puré violáceo y huelen a aceituna gazpacha. Tu aliento se cierne sobre los que te rodean como la furia que desata el Arca de la Alianza sobre los oficiales nazis; como si un Dios con colitis hubiera cagado en tu boca. Ah, y por mucho que te laves la cara, el color de vichyssoise del jeto no se irá ni con ácido clorhídrico y Scoth Brite. La resaca a de Jäger curte. ¿La de birra? Cutre, cutre.

tumblr_nl32il7pYt1upxwm8o1_400

6- Los misterios de Jäger molan: Cuando tomas Jäger no estás bebiendo, estás drogándote. La energía arcana de esta poción es irresistible. Iconografía religiosa y referencias a la caza. Hombría rural alemana sin adulterar. Una fábrica semisecreta de la que surgen relatos aterradores; historias de ciervos torturados y viejos espíritus de la Sajonia Oculta, vertiendo su esencia maligna en cada botella. Beber Jäger es amorrarse al pilón de Odín y salir indemne. Es meterte más de 56 hierbajos chungos en el organismo para viajar al Valhalla y tocarle las tetas a Freya. Hay algo mefistofélico nadando en ese líquido turbio. Danzas rituales en la noche de Santa Walpurgis. Gigantes, trols, nibelungos, valquirias… Bienvenidos a la otra Germania.

tumblr_nl6187MSWb1upxwm8o1_400

7- La relatividad jagëriana existe: El ciudadano de a pie desconoce que la fórmula original de Jägermeister fue cocinada por entidades heptadimensionales en un caldero de materia oscura más allá de las leyes de la física que rigen nuestro universo. Por eso, al bajarlo por el gaznate, las moléculas de nuestro organismo comienzan a vibrar a la velocidad de la luz, de modo que el borracho de Jäger percibe el discurrir del tiempo de una forma muy distinta al resto de los mortales. Para ti habrán pasado 10 horas, pero para un jägernauta tan solo segundos. Para ti será domingo a las 10 de la mañana, pero para un jagërnauta acaba de comenzar el viernes. Relatividad jagëriana. Einstein, ayone?    

tumblr_inline_nkp17j4gCk1rj0n3c

8- Siempre crees que puedes con Jäger, pero Jäger siempre puede contigo: Los efectos retardados de los chupitos de Jäger llevan al consumidor a confiarse. Te bebes uno. Cinco minutos. Nada. Venga, otro. Empiezas a notar algo, pero nah, a por el tercero. Llegado a este punto de autoconfianza etílica exacerbada, Jäger te suelta su croché psicodélico cuando menos te lo esperas y comienza tu particular descenso al horror. Es la cura de humildad de Jäger nos inflige noche sí noche también: nunca conseguirás que tu hígado le gane la partida al maldito ciervo.

tumblr_nlqoy6WrDT1upxwm8o1_400

9-Jäger te hace inmune al dolor: Jäger hace que la novocaína parezca el polvillo de un Fresquito. No conozco otra droga que entumezca con tanta agresividad el sistema nervioso del ser humano. Como si se tratara del ítem de un videojuego, un vaso de Jäger te concede invulnerabilidad absoluta durante toda la partida. No sabes lo que es el dolor. ¡Morados, hematomas, cortes profundos, rasguños, mordeduras! Volver a casa después de un aquelarre de Jäger es como haber sobrevivido a una estampida de Faletes. Lo mejor es que durante la laceración no te percatas de nada. El otro día, sin ir más lejos, desperté con una raja del tamaño de una barra de pan en la espinilla, y no tenía la menor idea de su origen. Tuve que recurrir a una amiga para dar con la verdad: lanzarse al vacío desde una moto estacionada en la acera es lo que tiene.

tumblr_nm1lv5KV721upxwm8o1_400

10-Jäger evolucionará: Me dicen que en la fiesta de cumpleaños de uno de los pilares de Good2b alguien apareció con gelatina de Jäger. Y aquí no va a parar el proceso evolutivo de esta bebida. Vaticino papel de fumar con sabor a Jäger, galletas de Jäger, ambientadores de Jäger, bombones de Jäger y lo mejor, el no va más, la parida que revolucionará lo que hasta ahora se conocía como ciego: Jäger esnifable. Contando los días.

tumblr_nmiyzr3rqJ1upxwm8o1_r4_500

8 comentarios
  • Oscar
    abril 24, 2015

    ¿Por qué? Porque te pagan, igual que Lacoste o las gafas. Te pagarán en dinero o en especie, da igual. Pero el por qué es ese, no otro.

  • luis
    enero 16, 2016

    Totalmente deacuerdo con el punto 9 y esperando con ancias la evolucion del punto 10

  • Cristian
    agosto 7, 2016

    He leido un par de párrafos y he tenido que bajar al pie de pagina para bien que lo habia escrito, y dejarte mi comentario. Eres increible! No solo por el contenido eres un crack! Una vez dicho esto sigo leyendo, un abrazo y un par de chupitos de jagger a tu salut!

  • Tachen
    septiembre 12, 2016

    IntereSANTÍSIMO y acertadísimo escrito sobre el puto Jäger, sabemos que nos destroza el alma pero lo deseamos. Conocemos sus efectos y por ello lo odiamos y, también por ello, lo amamos. Es esa ex-novia/novia que adoras y con la que no puedes estar porque te vuelve loco pero la deseas ver porque te hace sentir especial.

  • Jorge
    junio 23, 2017

    Jajajajaj y jajajajajajajajajajajajaj simplemente me encanto jajajajajajajajajajajajaj

  • Ayahuasca
    julio 16, 2017

    Sublime tu artículo! Corto y cambio.

  • Felix
    octubre 19, 2017

    Nada solo hay que probar el Jager para saber que todo lo que este hombre habla es cierto! Viva Jager!

  • Andre C.R.
    enero 6, 2018

    Así exactamente me siento ahora, jajajaja, siempre digo con Jagger nunca más y siempre vuelvo a caer!!!!

Responder a Andre C.R. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *